La Comunidad Valenciana vende viviendas de Protección Oficial

Bajo la presión de los promotores inmobiliarios y la difícil situación por la que están pasando las administraciones publicas, la Comunidad Valenciana ha comenzado a dar cuerpo a una medida con la que pretenden vender las viviendas sociales que están desocupadas como si fuesen libres, quitando las ataduras legales ligadas a la venta de este tipo de vivienda social.

El número de viviendas protegidas planificadas en suelos urbanizables para construir en los siguientes años es mucho mayor a las ayudas públicas que se tendrían que conceder, sobre todo en cuando en el mercado libre existen precios inferiores.

Esto, también supondría la intrusión de una clara distorsión de la actividad constructora y del empleo.

Para que esta modificación se realice y que se puedan evitar los requisitos existentes para poder vender estas viviendas de protección oficial, como son las ayudas publicas o la necesidad de que el comprador este empadronado en el lugar donde se ubican estas casas, la enmienda diferencia entre el domicilio habitual y el permanente, por una parte y la vivienda principal por otro.

De esta forma se establece, en el texto que acaba de ser aprobado por la Comisión de Economía de las Cortes Valencianas, que hay que modificar la regulación de tal forma que se diferencia la que es objeto de ayudas publicas directas, que  estarán centradas en las que se destinen al domicilio habitual y permanente de aquellas que no sean objeto de tales ayudas en

Esta medida intenta solucionar también, la situación que comenzó en 2003 cuando se empezaron a subir los precios de la vivienda protegida con la excusa de incentivar a los promotores ante la nula disposición a participar en la construcción de viviendas protegidas, lo que propició que se declararan las capitales de provincia como municipios singulares. La consecuencia fue la subida de precios de las VPO de un 20 % en Valencia y un 10 % en Alicante y Castellón.

En 2004, se volvió a repetir. Y, en 2007, un nuevo pacto entre los promotores y la Generalitat elevó el precio máximo de la Vivienda de Protección Oficial ( VPO) a 1.164 euros el metro cuadrado para todas las poblaciones de la Comunidad Valenciana, excepto las capitales de provincias donde el precio máximo se elevaba a 1.800 euros el metro cuadrado.

Los errores cometidos en el pasado intentan solucionarse ahora que la burbuja inmobiliaria hace unos años que ha explotado y parece que de momento no va a volver a estar en la situación que encontramos antaño.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>