Daños que ocasionan a los vecinos un inmueble vacío

No solo la persona que  sufre un desahucio se ve afectada por el problema ya que también los vecinos del inmueble acarrean algunas consecuencias por la existencia de un piso vacío en su comunidad.

Según expertos inmobiliarios, las consecuencias más inmediatas son varias. El primer elemento que se ve afectado es el valor patrimonial del inmueble. En los barrios donde se ha producido mayor número de desalojos por impagos de hipoteca hacen que la imagen del barrio se vea deteriorada, existen muchos bancos que no conceden hipotecas en zonas que tengan marcadas como negras.

En el caso de que quieras vender tu casa y cuentes con una en el mismo edificio que pertenece a un banco por haber sido desaloja, el rival con el que compites es muy fuerte ya que debes ajustarte a los precios del mercado que están, seguramente, muy por debajo del precio al que la adquiriste así como competir con la opción que la entidad brinda de conceder la hipoteca al comprador del inmueble.

Otro problema que surge esta relacionado con la picaresca que utilizan los bancos para ahorrarse gastos. Una vez el piso ha sido embargado, estos no acuden al registro  a inscribirse como propietarios y en este lugar sigue constando los datos del anterior propietario. Según Fernando Mosteiro, directo de Afinco, de esta manera el banco se ahorra en gastos jurídicos como son la escritura del inmueble y el pago de la comunidad de vecinos.

La ley de propiedad horizontal ,solo obliga al nuevo titular a costear los gastos generales de la comunidad originados en el año en curso y el natural anterior a la adquisición de la vivienda, por este motivo surge el interés de las entidades por demorar el mayor tiempo posible la inscripción de la vivienda en la registro.

Finalmente otro problema acarreado por los desahucios es la posibilidad de que el inmueble sea ocupado, en muchas ocasiones se han dado situaciones en que los nuevos “inquilinos” causan daños y situaciones molestas para los vecinos. Esta situación debe ser denunciada por el presidente además de acreditar de manera objetiva y con medios probatorios las situaciones conflictivas que están perturbando el orden del vecindario, según ordena el artículo 7.2 de la ley de propiedad horizontal (lph). El comienzo de un litigio en el que el presidente debe pedirle al inquilino que abandone el piso, abre un pleito judicial, en el caso en el que este se negase a hacerlo, se debería de esperar a que el juez considerase sí sus acciones no son propias y dictaminase que debiera abandonar la casa.

Como se puede observar, la  situación que asola España en lo referente a los desahucios hace que no solo las personas que se quedan sin hogar sufran daños ya que el resto de vecinos han de percibir las acciones colaterales.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>