Madrid ofrece viviendas públicas a aquellos que no hacen frente a su hipoteca

La Comunidad de Madrid destinará 800 viviendas públicas a familias que no puedan hacer frente a su hipoteca.

Estas viviendas son pertenencia del Instituto de Vivienda de Madrid (IVIMA). Son 23.000 pisos los que han sido puestos a disposición de estas personas.

El tiempo máximo que podrán estar los afectados viviendo en estas casas es de cinco años y deberán abonar un alquiler mensual que ronde los 200 euros.

Esta iniciativa se gestionó durante la semana pasada y ha recibido el visto bueno a comienzos de esta. Durante los próximos días el Gobierno Regional firmará un convenio con algunas ONG que serán las encargadas de adjudicar las viviendas a los más necesitados. Ya que estas tienen los datos suficientes de las diferentes familias y pueden valorar quienes se encuentran en la peor situación y por ello tienen preferencia en la adquisición de esta ayuda.

Uno de los principales requisitos para poder optar a este tipo de alquiler es que ya exista una sentencia firme conforme al desahucio y no se pueda producir ningún tipo de negociación con el banco.

En España se han ejecutado más de 350.000 hipotecas desde el inicio de la crisis en 2008. La Comunidad de Madrid se ha visto especialmente afectada por esta situación.  Más de 40.000 personas han sido desahuciadas desde que la burbuja inmobiliaria explotase.

Actualmente se han impedido 150 desalojos hipotecarios pero según datos del Consejo General del Poder Judicial, en el primer trimestre del año se practicaron 80 desahucios diariamente.

De las 800 viviendas que la Comunidad pretende destinar para frenar esta situación, más de la mitad están en la capital y el resto se ubican por 33 municipios de la región.

Las casas que se han destinado a esta labor antes habían sido ocupadas y necesitan algún tipo de reforma, la organización no gubernamental seleccionada se hará cargo de las obras de reparación y la Comunidad velará por que los nuevos inquilinos cumplan con el pago de la renta pactada y con el cumplimiento del buen comportamiento vecinal.

El año pasado la Comunidad ya comenzó a ayudar a algunas familias especialmente tocadas por la crisis al incorporar en sus sorteos del IVIMA un cupo especial denominado Impulso Familiar, mediante el que se adjudicaron 83 viviendas a familias que se encontraban en situación de pobreza debido a la crisis.

El IVIMA también ha renegociado el contrato de alquiler con más de 5.000 de sus inquilinos para que puedan hacer frente al pago de las rentas, reduciendo el alquiler hasta 40 euros al mes. También ha puesto a la venta el 40% del parque para que sus ocupantes puedan adquirir sus residencias a un precio un 60% inferior al de mercado.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>