Los intercambios de casas se convierten en una opción vacacional

La crisis económica en la que está sumida el país no ha sido motivo suficiente para tener que descartar la opción de pasar unas vacaciones fuera de casa.
Las alternativas de gastar poco y salir fuera en este periodo son varias, sede compartir vehículo para el desplazamiento hasta ir a destinos que jamás hubiésemos pensado, pero en cuanto al sector inmobiliario es otra la opción que se baraja.
La posibilidad de alojarnos en casa de un desconocido que vive en el lugar que queremos conocer y cederle nuestro hogar porque él también esta interesado en conocer la ciudad o el pueblo donde esta es la nueva opción de verano ante la crisis.
Desde el 2010 el número de intercambios ha aumentado un 15 % y se prevé que en Madrid alcance los 400 este año según datos proporcionados por Home Exchange, empresa pionera que se dedica a estos tipos de intercambios inmobiliarios y que fue creada en California en 1992.
El origen de esta manera de viajar no se debe a la situación actual, ya que desde los años cincuenta eran muchos los profesores de universidades de países anglosajones que se dedicaban a confiar en los profesores de otras universidades para intercambiarse sus casas y viajar durante los largos periodos vacacionales de los que disponían.
Home Exchange ha extendido este hábito diferente de realizar las vacaciones a la Península. España es uno de los destinos mas reclamados por el turismo internacional, concretamente la capital se ha convertido en una fuente de riqueza para el sector terciario ya que son miles los turistas que la visitan durante los meses del verano.
La versión española de la agencia que proporciona los datos para intercambiar las casas entre los diferentes usuarios se llama IntercambioCasas.com y comenta que en Madrid y Barcelona estos cambios se producen con mucha frecuencia durante todo el año, no solamente en época de verano.
En un principio los españoles se mostraron reacios al intercambio de sus hogares pero ya desde el 2009 se ha visto un incremento de este tipo de “alquiler”.Las casas que poseían los extranjeros en territorio español estaban en propiedad y eran utilizadas como residencia de verano, mientras que las de los españoles eran residencia habitual o de veraneo pero en ningún caso las alquilaban o intercambiaban como se viene sucediendo en los últimos años.
Debido a la crisis del sector inmobiliario, al stock de viviendas que se está produciendo y la imposibilidad de poder alquilar o comprar por la falta de financiación esta medida se esta convirtiendo en un flotador para que el sector inmobiliario pueda resurgir de algún modo.

Esta entrada fue publicada en Alquileres. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>