La Hipoteca ya no es una solución para comprar una vivienda

Según los datos proporcionados por el reciente estrenado Centro de Información Estadística del Notariado, el número de viviendas financiadas por una hipoteca ha pasado de representar un 70% de las operaciones a un 43% del total.
El volumen de ventas de inmuebles ha sufrido una drástica caída desde comienzos del 2008, el boom inmobiliario repercutió en todas las formas de ventas de viviendas con o sin hipoteca.
El número de adquisiciones de viviendas del primer trimestre de 2012 supone solo un 29% del volumen generado en el primer trimestre del 2007.
Otro dato revelador de este estudio es que mientras el volumen de ventas ha caído en estos cinco años alrededor de un 71%, las hipotecas ganan en esta cifra y se sitúan en un desplome del 82%, mientras tanto, las ventas de vivienda sin hipoteca “únicamente” han caído un 44%.
Según expertos analistas los motivos de esta caída pueden deberse a las siguientes circunstancias:
La dificultad de acceso a un crédito por parte de los compradores es el principal elemento que afecta a la compra, el alto perfil de riesgo que reflejan los candidatos al no contar con avales o un puesto de trabajo que garantice el pago de la hipoteca, hace que los bancos, tras el desastre que han generado por las facilidades concedidas anteriormente, ahora tengan mayores exigencias para facilitar una hipoteca.
La incertidumbre económica que empaña el panorama español es otro de los motivos dados para que los compradores no quieran asumir el compromiso que supone una hipoteca y sí pueden prefieran comprarla al contado.
La dificultad de vender la vivienda propia, es otro de los argumentos propuestos, ya que, sí muchos esperan vender una propiedad para adquirir otra, deben esperar, igualmente por la reticencia de los compradores a realizar inversiones en la situación en la que nos encontramos en la actualidad.
Finalmente, la fuerte caída de los precios de las viviendas así como la posibilidad de la pérdida de valor del euro han podido causar en los inversores la idea de que el ladrillo es una forma “segura” de salvaguardar sus ahorros a medio plazo.

Esta entrada fue publicada en Hipotecas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>